¿Qué Dice Su Logotipo Sobre Su Negocio?

Iconic Logos
Si en el negocio de las comunicaciones la imagen es el rey, la esencia de esta imagen, el logotipo, es la joya en su corona. – Paul Rand

Paul Rand fue un director artístico y diseñador gráfico ampliamente reconocido gracias a sus diseños de logotipo corporativo para empresas como IBM, UPS, Morningstar., Westinghouse, ABC, y Next. La simplicidad de sus diseños resiste la prueba del tiempo porque son interactivos, hablan a la gente. Y en el centro del diseño de todo logotipo exitoso, una verdad muy simple siempre reluce.

 

La gente hace negocios con compañías reconocidas en las que pueden confían.

Piénsalo, ¿qué es lo primero que te viene a la mente cuando escuchas a alguien decir Coca-Cola? Un buen logotipo debe lograr muchas cosas en muy poco tiempo. Debe comunicar tanto la personalidad y los valores fundamentales de la organización, como las cosas que tal organización hace. Los mejores logos resisten la prueba del tiempo a través de décadas. Algunos logos se vuelven tan poderosos y bien reconocidos, que no necesitan un wordmark. Son fáciles de instalar en la mente del individuo y, en consecuencia, ganan instantáneo reconocimiento para el público. Los espectadores no necesitan más que un segundo para identificarlo. Pero, por otro lado, deben ser tan simples como, en efecto, lo son algunos de los más famosos logos.

Pero ello su diseño requerirá del máximo cuidado para poder llegar al más acertado enfoque posible. Las formas, colores, tipos de letra, e incluso los espacios en blanco; todo tiene un significado deliberado. Hay muchos aspectos a considerar en un logotipo como parte fundamental de una estrategia de marca grande. Esta es la razón por la que los logotipos que pasan por un verdadero proceso de diseño profesional tienen la capacidad de diferenciar a una marca de la de sus competidores.

 

Un logotipo profesional debe cubrir los siguientes principios:

  1. Simplicidad: ¿Es el diseño lo suficientemente simple para ser icónico y fácil de reconocer? ¿O está saturado de elementos y cosas que no son no esenciales, y más bien pueden generar confusión en el espectador?
  2. Memorabilidad: ¿Puede el espectador reconocerlo rápidamente? ¿O necesita bastante más que unos segundos para pensarlo y descifrarlo?
  3. Versatilidad: ¿Puede mostrarse a la vez en color y en blanco y negro? ¿Es escalable? ¿Tiene la capacidad de verse genial como un favicon? ¿qué tal un estampado en una camiseta?
  4. Adecuación: ¿Encaja este logotipo con la audiencia deseada?
  5. Atemporalidad: ¿Será este logotipo reconocido en 10, o incluso 20 años?

¿Qué Dice su Logotipo Sobre tu Organización?

¿Qué Representa tu Empresa?

Comienza por cuestionarte a ti mismo: ¿Por qué estoy en el negocio? Piensa en esa historia única. ¿Por qué hace estas labores mi organización? ¿Qué me diferencia entre los incontables competidores que intentan tener éxito en mi industria? Ponte en el lugar de tu cliente. ¿Qué debería venir a la mente de tus clientes cuando piensan en ti y en tu marca? ¿Qué valores defiendes? Solo cuando hayas encontrado la historia auténtica de tu empresa tendrás la habilidad de crear una relación de larga data con tus clientes, gozarás de un lazo real y auténtico con ellos pues este estará basado en la más alta honestidad. Definitivamente, vale la pena tomarse el tiempo para auto-reflexionar.

¿Se Ve Profesional Tu Marca?

La imagen juega un papel importante en el establecimiento de la credibilidad. ¿Te ves pequeño? ¿O estás, en efecto, proyectando una imagen profesional? ¿Tiene consistencia tu estrategia de marca? No sólo se trata de que el logotipo se vea auténtico. ¿La estética de ese logo puede conducir a tus clientes a tu sitio web? ¿Tarjetas de visita? ¿Membrete? ¿Redes sociales (Facebook, Google+, Twitter, páginas de portada de Youtube y avatares)? Crear una imagen coherente a través de los diferentes medios de comunicación para tu negocio te conducirá a la consolidación de tu reputación, no sin pasar por un largo camino. Después de todo, los clientes esperan un nivel constante de servicio en la oferta de tus productos. Necesitan saber qué esperar cada vez que vienen a ti. Tu marca debe ser una pieza clave en este aspecto, y mantenerse sustancialmente consistente.

¿El Concepto de Tu Marca Coincide Con Tus Productos y Servicios?

Tu podrías ser el mejor relojero de Suiza, pero si tu marca y tu logotipo no reflejan eso, lo más probable es que no llegues muy lejos. Un buen logotipo debe estar en sintonía exacta con el tono del producto, con el ADN de la marca. ¿Eres juguetón y jovial? ¿O, más bien, de tono serio, formal, que invita directamente a confiar? Un logotipo puede llegar a representar todas estas cosas. Sin embargo, no puede representar todo para todos, así que tienes que decidir en qué quieres centrarte. Esta decisión dictaminará el diseño de la marca. No hay nada peor que tener un conflicto entre un producto y su marca. El envío de señales mezcladas confundirá a tus clientes, lo que impedirá la generación de confianza en tus productos y, finalmente, en tu marca con el tiempo. No hay nada malo con ser creativo e innovador, pero, la mayoría de las veces, son las ideas simples las que evocan emociones positivas en los clientes.

¿En Qué Contexto Será Visto?

La mayoría de la gente que entrará en contacto con tu marca ¿lo hará a través del estante de una tienda? ¿Lo harán por Internet? ¿En tazas de café quizá? ¿a través de carteles gigantescos o letreros de neón? ¿Crees que luzca bien en un libro que viene envuelto en un paquete, no sería más bien terrible hacer eso? Observa el logotipo desde la misma perspectiva que lo verá tu cliente. En cualquier situación, un logotipo puede hacerse visible de muchas maneras, desde estampados en camisas hasta papel membretado, o incluso en tazas. Un buen logotipo debe ser lo suficientemente flexible para llenar todas estas necesidades sin desgastarse ni deslucirse.  

El Resultado Final

Tu logotipo es la joya de la corona de la imagen de tu organización, por ello es vital que pueda proyectar la imagen correcta a tus clientes. Un buen logotipo puede retribuirte fácilmente, por sí mismo, con el tiempo, todo el esfuerzo y dinero invertido en su creación, al cobrar para ti, valor en la mente de tu cliente, y es este valor, este precioso valor, la chispa que, unida a las de otros clientes potenciales, mantendrá el impulso de tu negocio.

Sobre nuestros servicios profesionales de diseño de logotipos.

Una marca consolidada y confiable VENDE y te permite competir con algo más que servicios y precios. Con el tiempo, crecerá hasta cobrar valor por sí misma, ganando autonomía, impulsando el negocio hacia nuevas conquistas. En Axford, creemos que cualquier negocio serio requiere un logotipo profesional. En cualquier momento, desde su inicio hasta su vida útil, todo producto y todo servicio necesitan de un sello profesional que refleje sus valores actuales y su ADN. Diseñamos cada logotipo con cuidado, mediante un proceso meticulosamente estructurado según los valores propios de tu marca. Trabajamos contigo, paso a paso, garantizándote un tratamiento cercano y muy personal, lo que te asegura un resultado final pleno y exitoso. Invertimos nuestras habilidades al más alto nivel en cada proyecto ya que entendemos completamente el apego emocional que cada uno de nuestros clientes tiene hacia su negocio y su marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *